RELIGION Y CREENCIA: DISCURSO DEL MOVIMIENTO POLITICO CRISTIANO ORTODOXO

El día de ayer se llevo a cabo en el Congreso de Montevideo la aprobación del proyecto de ley de salud sexual y reproductiva, que entre otros temas, postula la despenalización del aborto. Sin embargo, increíblemente, días antes el arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno, mencionó que quien vote a favor del proyecto de ley será excomulgado “ipso facto”.

Es triste ver cómo la Iglesia no entiende aún que la integridad de la persona debe de estar por encima de cualquier creencia, sin embargo, es más triste ver cómo la iglesia interviene en temas que no la atañen, porque, si bien la comunidad uruguaya es en su mayoría católica o cristiana, ello no debe ser motivo para que la iglesia haga de su Estado lo que su religión desea.

El tema es preocupante, porque se quiera o no, llegará el momento en que en Perú deban tocarse temas de estos calibres en nuestro Congreso, y no podemos dejar que el movimiento político cristiano ortodoxo, que no tiene ninguna curul en nuestra actualidad, imponga sanciones tan severas a nuestros congresistas. La excomulgación es una herramienta, que sin duda, atemoriza a muchos creyentes de Dios, e imposibilita que el sentido común actúe frente a una religión inquisidora.

Sin embargo, antes de tocar el tema de cómo actuar ante una política arcaizante, es preciso hacer algunas aclaraciones con respecto a la religión y la creencia.

En lo personal, vuelvo a repetir, no profeso religión alguna, por lo que me da lo mismo una excomulgación o no, pero para una persona que profesa la religión católica o cristiana, que a pesar de todo lo aprendido en su iglesia, ve que es conveniente para la integridad humana y su desarrollo un punto a tratar que su iglesia está en contra, la intimida. Y puede dejar de actuar por respeto a sus creencias.

El gran problema de todo creyente está en ello, y a pesar que no me gusta el panfleto, debo hacerlo esta vez: La excomulgación te retira de su religión y te denigra ante tus pares moralmente, sin embargo, la excomulgación no puede intervenir en lo personal, aquello que llamamos creencia, por ello, no se debe temer a la Iglesia si amenaza con su espada de la excomulgación si sabemos que al luchar contra ella, logramos el bienestar humano que ellos no entienden.

El tema del aborto es un tema que se dará en Perú tarde o temprano (a pesar que ya se ha hecho, y hemos escuchado los argumentos arcaizantes de la iglesia en boca de congresistas mencionando el famoso preámbulo, Dios dice). Sin embargo, se deberá aprobar con argumentos coherentes y sanos, como también tantas otras luchas, como la homosexualidad por ejemplo.

En Montevideo se ha dado simplemente un argumento inconexo con la realidad lanzada por su señor arzobispo, y ello, producto de la ignorancia de muchas personas, que ven que su Dios, y todo lo que creen de él (no olviden que la creencia es personal), se pueda reflejar totalmente por medio de hombres al servicio de Dios, como se hacen llamar.

El producto de la creencia es la religión, y no al contrario. Uno busca amoldarse a una religión para sentirse en comunidad, y sin embargo, no debe vivir de la creencia del hombre que da la misa, sino de su propia creencia como persona.

Por último, es importante recordar lo que ya he venido diciendo, el bienestar común y el desarrollo humano deben estar ligados al bien total y común, y no sectorizado a los beneficios y necesidades políticas de ciertos estados, la represión, es un arma que no maneja argumentos, sino creencias generadas en la enseñanza con el único fin de someternos cuando su necesidad lo requiera.

Nota Aparte:

Es importante también señalar la posición del presidente uruguayo Tabaré Vásquez, quien ha mencionado enérgicamente que si el proyecto se aprobase él lo “vetaría”.

Para la publicación de éste comentario, aún desconozco los resultados, sin embargo, es notorio cómo en la decisión de un presidente se refleja la presión de la iglesia.

LA ENSEÑANZA QUE IMPLICA LA IMPOSICION DE LAS CREENCIAS ES MALA

He pasado cinco años de mi vida estudiando en un colegio católico, no soy creyente de dios y vivo en familia cristiana. Cuando mi madre se enteró que no creía en dios, casi se muere, pero al final supo asimilar la idea. Ya en cuarto año, si no me equivoco, un alumno de mi colegio fue retirado por pertenecer otra religión. Y eso me trajo ciertas dudas de la bondad que profesa una religión. Más tarde, me enteré que en el colegio nacional donde estudió mi hermano llevaban el curso de religión, pero muchos de sus amigos se retiraron del curso por pertenecer a otras religiones. De todo esto no quiero hablar hasta el hartazgo, pero tiene mucho que ver con lo siguiente:

Si bien es cierto, que el catolicismo es la religión hegemónica en Perú, también me doy cuenta que es la que intenta imponerse (como muchas otras también, porsiacaso) entre los peruanos. A qué voy con todo estos datos personales, con todas estas pequeñas observaciones:

La enseñanza en el Perú impone como curso obligatorio el curso de religión, y ese curso sólo implica al catolicismo. Entonces, cuando un alumno no profesa dicha religión ¿qué pasa? sí, como ya lo dije, no tiene otra opción que retirarse del curso. Y no llevar nada en ese tiempo. Es decir tiene horas libres, sin enseñanza, en el colegio por pertenecer a otra religión, y supongo que también habrá colegios que no te permiten salirte del curso, si no te obligan a llevarlo porque la nota ACADEMICA que tendrías que tener, reduciría. Y eso es academicismo del catolicismo.

Si bien la religión católica es la que tiene mayor población, eso no implica que el colegio sea quien tenga que seguir educándolo en su creencia. Y eso, porque pongo en tela de juicio que un niño sea necesariamente quien decida su religión hasta ya llegada una edad de madurez -que puede ser variable- en donde es quien bajo sus presupuestos y modos de ver la vida, decide.

La religión es buena para la sociedad, sí, pero ello no implica que el Estado cristianice al Perú, por más católico que sea el presidente o el ministro de educación. Hay algo que falla en el método de enseñanza, en particular en este punto. La religión es impuesta, los niños deben asimilar lo que se les enseña y no se les da la posibilidad de que conozcan otras religiones. Entonces, estamos enseñando a los niños de este modo a ser excluyentes con quienes no profesan las mismas creencias que la mayoría. Por qué digo ello, porque los padres se ven en la obligación de retirar a su hijo del curso por no pertenecer al catolicismo, y es el estado que priva de horas de estudio de ese modo a un niño por no ser católico.

Es algo así, como cuando de niño a uno le enseñan en casa a decir, cuando vengan evangelistas, testigos de Jehová, etc., que "en casa todos andan ocupados", "ya vamos a salir", o "disculpe en otra ocasión lo atiendo". Porque definitivamente hay una exclusión y una necesidad de que el niño no se entere de otros modos de profesar su religión. Y con ello no defiendo a los otros colectivos, que, viéndolo humanamente, son peores, moralmente - y eso es a mi consideración- que los católicos.

La enseñanza de profesar la palabra del señor o salir a predicar, lo veo mal, es un maltrato al desarrollo del niño. Sin embargo, no es el colegio quien educa, sino sus iglesias, o en todo caso, colegios particulares (como fue el caso de mi colegio, al cual sin embargo se le privó de la buena enseñanza sólo porque él -o sus padres- comenzaron a ser partícipes de otro modo de profesar su religión). Pero, ¿el Estado debe brindar enseñanza necesariamente católica? no lo creo, sino que en el colegio enseñen a pertenecer a una posición política, que enseñen a hablar quechua con obligatoriedad* y demás cosas que, por mayoría, deberían hacerlo.

Ya en mi infancia tuve mis primeros encuentros con el catolicismo (porque en los colegios particulares también dan la enseñanza sobre esta creencia); y de por sí era ver a un predicador que nos contaba la bondad y el amor eterno de un dios, era la misma escena que los testigos de Jehová, pero institucionalizado. Una pequeña iglesia en el salón.

Además siempre recibí enseñanza de rechazo a las otras religiones - digámosle así- ya que éstas, “te leían la Biblia pero cercenada, sólo lo que ellos querían creer”. Y yéndome un poco del tema, ¿no es lo mismo con el catolicismo? ¿No es que sus textos son seleccionados, y los que dañan la tradición son considerados apócrifos? En definitiva, más que profesores tenemos creyentes que predican la palabra de dios en el colegio, y eso, para mí es inaceptable, por lo menos en un colegio estatal es inaceptable.

Un niño no puede crecer siendo católico para darse cuenta en su adolescencia que no es la forma en que quiere profesar su religión o peor aún que no quiere profesar alguna religión. Por mi parte, creo que lo más saludable para los colegios estatales, es retirar el curso de religión entendido como catolicismo, y sí dar una enseñanza sin valor de bondad o maldad a todas las religiones que actualmente se profesan en nuestro país. Para ello los profesores deben ser lo suficientemente objetivos, para crear una mentalidad crítica en los alumnos y no influir con prejuicios de sus creencias.

La enseñanza de la religión católica o de cualquier otra, debe ser dada, en su iglesia que es lo más saludable, porque el niño podrá ir por su voluntad (o por fuerza de sus padres, que eso también está mal pero no me explayaré) a su iglesia, y no a recibir adoctrinamiento en un colegio al que debe de ir a aprender para tener posibilidad de desarrollo. Creo que deberíamos empezar a ser más tolerantes también en este sentido con nuestros prójimos, y pedir una enseñanza que brinde la posibilidad del desarrollo intelectual y no del creencial.

Por último, el título de esta breve opinión en principio se contradice con lo expuesto, ya que soy intolerante deliberadamente con la religión como forma de creencia. Y capaz si no lo explico me lapiden: Esa forma deliberada de titular mi opinión parte de una crítica conciente a lo que venimos practicando en la enseñanza de nuestros menores: el normar y entablar valor de bueno y malo a lo que estamos enseñando.
Antes de dejar un comentario sirvase leer la introducción del blogger.

En todo caso, no se olvide por favor de colocar los siguientes datos en cada comentario que deje:

- Nombre
- Centro de Estudios y Carrera que estudia
- U ocupación

GRACIAS.

* Para hacer más fácil la publicación de sus comentarios, elija la opcion Nombre/URL o Anónimo, y en el mismo escrito sirvase colocar los datos pedidos.

Por otra parte, los listados de temas, que figuran arriba en forma de pestañas, son para dar mayor acceso a los textos. Solo hagan clic en el titulo que les interese visitar y el blogger los redireccionará.

BlogsPeru.com

Blogger Templates by Blog Forum